Hernia Discal

Los discos intervertebrales tienen una mala circulación sanguínea, ellos dependen de la circulación de fluídos articulares para traer sus nutrientes y desechar sus residuos. Si una articulación vertebral pierde su movilidad normal, esta acción es impedida y la salud del disco se deteriora.

La hernia discal se produce cuando parte del disco situado entre vértebra y vértebra se desplaza y presiona la raíz del nervio que sale de la médula espinal produciendo lesiones varias. Esto puede ser debido a traumatismos (caídas, lesiones, accidentes…) o cambios degenerativos de la columna vertebral, entre otros..

La función del ajuste quiropráctico para los problemas discales es ayudar a restablecer el movimiento normal y la posición de las articulaciones vertebrales. Además de reducir el abultamiento, la mejor función espinal ayuda a disminuir la inflamación. Muchos pacientes han evitado cirugías innecesarias o dependencias de analgésicos al optar por una atención quiropráctica preventiva.